GRECIA-ITALIA

Casas blancas que contrastan con el intenso azul del Mediterráneo o el Egeo es una de las primeras imágenes que vienen a la mente al hablar de Grecia y sus islas, pero una vez ahí, todo un universo de placeres helénicos se encontrarán a tu disposición. Desde su distintiva gastronomía hasta las profundas raíces de su historia como cuna de la civilización contemporánea, es un país que tiene algo para cada persona. Comenzando el viaje en la clásica Atenas, partiremos hacia el Canal de Corinto, que une el Golfo de Corinto con el Mar Egeo. También podrás admirar Esparta, las ruinas de Mystras, los hermosos paisajes en el alto Peloponeso, y el Estadio, el Templo de Zeus y otras instalaciones olímpicas en la bella Olympia. Visitaremos en Atenas la Acrópolis en donde se encuentra el Partenón, símbolo clásico de la arquitectura, así como el Templo de Atenea Niki, el Parlamento, el Palacio Presidencial, y el Estadium Panatinaikos, en donde en 1896 se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna. La República Helénica te espera con todas las delicias, arte y cultura que mereces, en un sitio en donde la hermosura es símbolo de tradición.

Decirle La Bella Italia simplemente es hacerle honor a la verdad. Este país es un lugar de clásicos que deben visitarse al menos una vez en la vida. Dividido en cuatro regiones geográficas, cuenta a su vez dentro de su territorio con las islas de Sicilia y Cerdeña. Italia nos recibirá con la iluminación de la Roma Barroca además de sus fuentes y plazas más emblemáticas, pero todo el itinerario es una seducción turística, con puntos como la Piazza Venezia, la colina del Capitolio, los Foros Imperiales, el exterior del Coliseo, museos, la Capilla Sixtina, las ruinas de Pompeya, la Catedral o Duomo de Santa María del Fiore, el emblemático Ponte Vecchio (Puente Viejo), la famosa Plaza de la Signoria, la espectacular Plaza de los Milagros, la singular Torre Inclinada, así como un paseo en góndola, visitando deslumbrantes metrópolis como Roma, Nápoles, Siena, Florencia, Pisa, Venecia y Milán. Atracciones históricas, tradición y gastronomía, son una gran invitación para conocer a fondo este país de la Europa mediterránea.