Inventado por el arquitecto, escultor, diseñador y profesor húngaro Erno Rubik, este popular y colorido cubo que lleva su apellido es un rompecabezas mecánico tridimensional que cumplió 40 años en este 2014. Nacido en Budapest en 1944, Rubik, personaje interesado por la geometría, las formas tridimensionales y los juegos de ingenio, creó en 1974 este artefacto que llamó al principio Cubo Mágico, y que inicialmente buscaba ayudar a estudiantes a entender los objetos tridimensionales y la teoría de conjuntos. En los ochenta, cuando se comenzó a distribuir a escala mundial, cambió su nombre a cubo de Rubik, y ha sido uno de los juguetes más vendidos en el mundo, con 350 millones de copias, según Rubiks.com. Este juego que nunca ha pasado de moda es ideal para ejercitar la memoria visual, capacidad de visión espacial, coordinación y, sobre todo, divertirse tratando de solucionarlo.

Cubo-Rubik

¿quieres visitar Viena, Brujas, Budapest?