El encanto de la pantalla dorada y la visión singular del propietario para Casa Blanca 7 inspiraron un vínculo entre México y Marruecos: estilos colonial español y morisco entrelazados perfectamente como buganvilias sobre un arco andaluz.

La finca de 300 años de antigüedad en San Miguel de Allende, se transformó de ruina en refugio al albergar un pequeño hotel suntuosamente decorado. Un oasis urbano logrado de una manera grandiosa por un equipo extraordinario de arquitectos de renombre, diseñadores notables y un par de magos culinarios que evocan la cocina mediterránea. Bellamente orquestado con ecos eternos de culturas antiguas tejidas en un impresionante diseño contemporáneo.

 

La música de la fuente del patio, las sombras estampadas en la logia, el hierro, la piedra, el bronce, los textiles lujosamente bordados y la belleza en los detalles.

EL HOTEL

La era de la elegancia recordada: destino exótico, el murmullo de una palmera, romántico, cenas a la luz de las velas bajo las estrellas. Un pasado recapturado y transformado, superando los estándares y expectativas internacionales de nuestros clientes más exigentes con suntuosas comodidades y un estilo contemporáneo.

Diez extraordinarias suites en un pequeño hotel de lujo diferente a cualquier otro dentro de una gran residencia de tres siglos en el corazón del histórico centro colonial español de San Miguel de Allende, México. Imagina las noches de luna en Marruecos y los toques decorativos de la España morisca como tenues variedades de música de Andalucía ent retejidas en una belleza elemental: Alfombras bereberes, telas bordadas, muebles con incrustación es finas, azulejos de inspiración islámica, reflejos en un espejo marroquí y tus sueños más íntimos.