Deslice la puerta del compartimiento para acceder a cabañas decoradas con lujosas telas. Manteles blancos crean el ambiente perfecto para las tardes de cocina exquisita. La luz resplandece en la cristalería mientras brindas por tu aventura en el bar.

Viajar en Belmond Royal Scotsman es uno de esos momentos en los que te tienes que pellizcar la piel para asegurarte de que no estás soñando. Está clasificado entre los trenes más lujosos del mundo, vagones revestidos de caoba, elegancia eduardiana con las comodidades de una casa de campo. Diez vagones de diseño intrincado, incluido el sublime Bamford Spa, forman un palacio sobre ruedas.

El Belmond Royal Scotsman es el recorrido en tren más caro del mundo, pero todos los que lo han experimentado en primera persona coinciden en que realmente vale la pena. Es un viaje ida y vuelta que dura en total cuatro días, desde Edimburgo, por la costa, hasta Aberdeen y a través de las Tierras Altas de Escocia. Castillos, lagos encantados y pueblos pintorescos salidos de un cuento de hadas son tan sólo una parte del viaje. También hay catas del característico whisky puro de malta y unas delicias gastronómicas de lujo.

El Spa Car es operado por la marca de bienestar británica Bamford, está inspirado en la naturaleza, con colecciones botánicas de cuidado de la piel y tratamientos holísticos que se hacen con ingredientes orgánicos. El Spa Haybarn utiliza madera sostenible de Escocia y los Cotswolds. Cuenta con dos salas de un solo tratamiento con ventanas panorámicas.

CATERING

Con cañadas con muchas presas; carne de vaca Aberdeen Angus; una gran cantidad de productos del mar y de los ríos de salmón salvaje; comer a bordo es una experiencia para disfrutar de platos elaborados con ingredientes locales. Todos se sirven con especialidades regionales. El almuerzo puede ser un plato de mejillones al vapor con vistas a un romántico puerto o el salmón braseado servido en el tren. Al atardecer, toma tu asiento en el vagón restaurante. Cuenta con platos sensacionales, como ensalada de paloma caliente acompañada de aderezo de grosella negra, mero asado con especias, y mousse de manzana suntuosa. La amplia bodega ofrece una amplia carta de vinos para acompañar el almuerzo y la cena, y una gama alta de licores y whiskies de malta.

Cada día comienza con un desayuno abundante ‘Tierras Altas’ o un desayuno continental.