Desde Cusco hasta Machu Pichu, el trayecto de una hora y cuarenta y cinco minutos ofrece una oportunidad única de disfrutar increíbles paisajes.

Una experiencia auténtica de viaje a través de los andes peruanos. Tres niveles de servicio para satisfacer la necesidad de cada pasajero.

El único servicio privado de tren a Machu Picchu. Lujo y privacidad se combinan para este estupendo servicio diseñado para tan solo ocho pasajeros.

Elegantes paneles enchapados en madera se complementan con algunas muestras de arte andino. El salón comedor cuenta con cuatro mesas y ocho sillones giratorios situados a ambos lados, un confortable sofa con vista al río separa este ambiente del bar.

Una bienvenida de lujo, los pasajeros son recibidos con toallas aromatizadas y una botella de champagne. El servicio incluye bar libre con vinos, licores, cocteles, jugos de frutas naturales y una fina selección de bebidas calientes e infusiones.

Un fabuloso menu de degustación acompañado con los mejores vinos de América del Sur.

ALGUNOS EJEMPLOS DE SUS POLÍTICAS DE SOSTENIBILIDAD:

• Auto vagones con combustible con aditivos especiales para minimizar la emisión de CO2

• Utilizan jabones y ambientadores de origen natural

• Fomentan el consumo de productos locales, dando preferencia a los agricultores del valle, así como a microempresas

• Socios fondadores de Turismo Cuida, una organización sin fines de lucro que busca desarrollar proyectos que generen bienestar social en diferentes puntos del Perú