En diversas partes del mundo existen cruces fabricados únicamente para que los animales realicen sus vidas sin necesidad de atravesar carreteras: Noruega, Alemania, Nueva Zelanda, Chile, Holanda…son muchos los países que han realizado estos puentes o túneles para que la vida silvestre siga su curso, a través de estas maravillas de la ingeniería atraviesan osos, tortugas, pingüinos, cangrejos y muchos más animales que no deberían de ver su vida amenazada por el paso de automóviles en las carreteras.

Una inversión a la largo plazo que asegura el equilibrio ecológico.