Islandia es conocida como la tierra del fuego y el hielo, rodeada de volcanes y glaciares, coladas de lava y cascadas, cráteres y playas surrealistas. Acantilados y agua geotermal a disposición de habitantes y viajeros ofreciendo sus múltiples beneficios, agua azulada, caliente y rica en minerales, una posibilidad al turismo de salud y bienestar por todos los rincones del Golden Circle.

El Blue Lagoon es uno de esos lugares, además de ser el más popular para aquellos viajeros del mundo que buscan relajarse y sanar en aguas con alto contenido de sales y minerales.

Blue Lagoon es un balneario geotermal que está en el campo de lava más joven del oeste de Islandia, a 45 minutos de carretera desde Reykjavik, cerca del aeropuerto. Blaá Lónid, en islandés, fue descubierta casualmente a finales de los años 70’s, reconocida mundialmente por las propiedades medicinales de sus aguas, especialmente para el tratamiento de la psoriasis.

Es un lago artificial que se nutre con las aguas procedentes de la central geotérmica Svartsengi, que al no drenar bien las aguas procedentes de la central, empezaron a acumularse en este lugar, ubicado a 200 metros de profundidad en la tierra, y a una temperatura de entre 37 y 40 grados centigrados.

Se puede acceder con diferentes pases de ingreso, y una vez dentro puedes sumergirte en sus aguas azules cristalinas, relajarte en el baño geotermal o dejarte masajear por su cascada central. Además, el balneario ofrece distintos tratamientos de salud y belleza, gimnasios, una tienda y un restaurante.

Lo más impactacte de Blue Lagoon es el contraste entre el negro volcánico de las rocas con el azul celeste y brillante de las aguas, y las columnas de humo y chorros de vapor surgiendo alrededor, creando un paisaje surrealista y único en el mundo.

El Blue Lagoon abre al público durante todo el año, armonizando a todo #ViajeroDelMundo con la naturaleza.